A lo largo de la historia, la peste bovina ha causado la muerte de millones de animales en todo el mundo y desencadenado terribles consecuencias para la seguridad alimentaria y los medios de vida rurales además de pérdidas económicas. Pero gracias a décadas de esfuerzos internacionales, la peste bovina se convirtió en 2011 en la segunda enfermedad que se ha logrado erradicar del planeta, tras la viruela en el ser humano. Saber más sobre la peste bovina

A fin de mantener al mundo libre de peste bovina y viva la memoria de esta enfermedad, la OIE ha preparado una campaña completa destinada a los 181 Países Miembros a fin de que todos los actores involucrados sean plenamente conscientes del peligro que supone la peste bovina. Una serie de herramientas contribuirá a que conozcan el papel que todavía deben desempeñar en la era de la poserradicación: Descargar

La palabra clave de esta campaña es vigilancia. Porque tan solo gracias a la vigilancia continua de estos actores clave, tanto a escala local como nacional, lograremos mantener al mundo libre de peste bovina.

 

 

 

Todos debemos contribuir a ello:

  • Como actores clave para preservar la salud pública y la sanidad animal, los veterinarios en activo, las autoridades veterinarias, los ganaderos, los profesores y los estudiantes de veterinaria, así como el personal de los laboratorios, tienen todos un papel que desempeñar en la era de la poserradicación.

 

  • Por lo tanto, los objetivos de esta campaña alcanzan varios niveles para:
  1. garantizar que la peste bovina ocupa el lugar que le corresponde en el plan de estudios veterinarios;
  2. preservar el conocimiento profesional en torno a la peste bovina para garantizar una vigilancia eficaz que permita la detección rápida, la notificación y la respuesta adecuada en caso de que reaparezca la enfermedad;
  3. guiar a los laboratorios para transferir o destruir el material con contenido viral de la peste bovina.